01 abril 2011

LOS IPHONEROS

Hola personas humanas adoradoras del universo lolitero.
Hoy quiero hablaros sobre una nueva tribu: LOS I-PHONEROS
Esto es un iphona,Maripec, ya te lo explico luego si eso...

Yo, como sabéis soy modertigua (traduzco: me gustan los aparatejos tecnológicos siempre y cuando cumplan con mi gusto estético vintage para el paramento del hogar, ver entrada al respecto aquí).
Así que siempre me debato entre la futilidad y la inaguantablez de estar siempre comunicada con el resto de la humanidad vía móvil, sms, facebook, twitter, mail, foursquare o lo que sea y entre la imperiosa necesidad de estar a la últimisima en todo.  
De entrada ya lo del móvil me parece una esclavitud.
Te llaman y lo primero que te preguntan es ¿donde estás? ¿cómo que dónde estoy? ¿a tí que te importa?. 
Me parece todo tan indiscreto, poco elegante y falto de misterio… 
Me gusta estar ilocalizable, me gusta ir a una fiesta, pasarme de mi dosis habitual de chicles de fresa ácida y que nadie me etiquete en el caralibro instantáneamente. ¿Que hubiera sido de Ava Gardner de haber tenido un perfil de facebook
Pues imaginaos las instantáneas etílicas. Ya las hay, estando los tiempos como estaban, que tenias que ir a revelar el carrete… see bellow

la mujer ya se relamía antes de darle el primer tiento, mirad que carica...

 Pues la mujer, al menos para el común de los mortales, queda como una señora elegantísima y a la vez rebelde y díscola, la adorable americana excéntrica. Porque todos sabemos que le daba al jarro, pero no la hemos visto perder los papeles. Nos la imaginamos, eso sí, más pedo que Alfredo, pero guapísima (cosa que es imposible, pero es lo bonito de la imaginación).
Facebook nos ha dejado sin misterio, etiquetados sin remedio for ever.
En fin, ya me estoy yendo del tema como es costumbre en mí. Vuelvo.
Los i-phoneros. Son esas gentes que estan en constante conexión con una extensa red de conocidos, pero están tan busy que no pueden quedar con nadie ni pa echar un cafe.
Y si van, el papelón que hacen es el siguiente:

Bonito panorama, está con sus amigos reales, pero se está relacionando con los virtuales. ¿Vosotros entendéis algo?. 
Mi no comprende y eso que yo soy joven debería estar encantada de toda esta parafernalia "tan cool" que me rodea. 
Pues no. Y me debato como os digo, porque una pequeña voz en mi interior (algo así como una minilolita malísima) me va diciendo: coooompralo, cooompraloooo. Así que estoy en guerra conmigo misma (lo bueno es que seguro que gano yo).
En fin, no sé que opinareis vosotros, seguro que la mayoría sois ya pertenecientes a la tribu. Y también seguro que me decís que hacéis un uso muy razonable del aparato. Pero confesad, cuando alguien cerca tuyo pregunta ¿ay, cómo se llamaba esa tienda en la calle Gargabete?, tú has tenido que sacar el aparato y teclear en google "tienda fashion ideal de la muerte en calle Gargabete". ¿o no?. ains, no me seáis falsos. YO LO HARÍA.
Besos a todos, hasta a los iphoneros.


PD. Aqui a una señora monologuista le pasa lo que a mí, menos mal pensaba que me había vuelto tarumba yo (por lo de las voces, digo)



10 comentarios:

  1. Jajaja, cuánta razón tienes, Lolita! ahora, salir sin tu smartphone es más trágico que salir sin cartera... Y la necesidad de buscarlo todo da miedo, intimidad no tenemos ni en nuestra habitación

    Un beso,

    Eau de blog

    ResponderEliminar
  2. Lolita, no caigas en los tentáculos de Apple! ¡Hazte de Android que es lo mismo pero más barato!

    ResponderEliminar
  3. Vaya... pues yo creo que también pertenezco a ese especie de humanoides que ¡odian! con todas sus fuerzas los artilugios que hacen ¡de todo! pero siguen sin funcionar bien ¡¡¡para hablar por teléfono!!!

    Vamos, que me dá igual el último modelo de iPad, de iPod, de iPhone o de iPiMek! Y en cuanto a la nueva tecnología Android, ¡me parto! (más risas me dá, el sofocón que tienen algunos intentando demostrar que Symbian es una caquita y que Android is the future! ¿hasta cuándo?) porque que vale que a mí me gustara en su día Star Wars pero, de ahí, a ir por la vida en plan C3PO, ¡pues no! Ni manzanas, ni marcianadas... : )

    Antes, para localizarnos ¡salíamos de casa! y nos daba el aire pero, hoy, y con tanto adelanto tecnológico, somos la generación ¡cetrina!

    Y aquello de no poder decir ni una mentirijilla porque, ahora, claro, ¡se registran las perdidas! es un engorro... ; )

    En fin... si hay que ser fashion, Lolita, yo me lo compraba ¡rosa! pero yo creo que es más vintage, seguir con el ladrillaco de turno de hace siglos porque tanto avance -y chorradas- ¡me espanta!

    Y si hay algo ¡qué mas odio!, son aquellas personas que les dá por ir con el pinglanillo colocáo ¡hablando solas! Puf... mira, yo por mí, ¡no!...

    Aunque... todo hay que decirlo... Lo único que me alegra y me parece un logro, es poder utilizar el teléfono para mantener el contacto con gente que, por desgracia, ¡queremos! y se encuentra ¡lejísimos! Así que, un teléfono, sí, ¡si sirve para hablar! Lo demás, me parecen inutilidades que solo sirven para aislarnos de este mundo terrenal, más aún, si cabe... Como lo de ir ¡siempre! por la calle escuchando gorgoritos, obviando -y perdiéndose- los sonidos ¡de la vida! : )

    Y ahora, esperemos que mi ¡amiga! ¡iPhonera! se presente para contarnos las maravillas del "aifon" porque, ciertamente, hay gente ¡encantada! ¡con él! ¿A qué sí, Mari Puri? : )

    Además, confieso (no me gustan pero, yo, obsoleta, ¡jamás!)... tengo hasta un iPod Touch! -y que por algún sitio de la casa, andará perdío-. Eso sí, todos mis artilugios siempre han sido ¡regaláos! -o me han tocado en concursos tales como Apis o Aquarel, ¡jajajajaja!- porque, yo, gastarme un pastizal por algo que me parece una "superfluidad", pues no... Pero, vaya... a quienes le gusten, ¡qué los disfruten! ; )

    ¡¡¡Ya nos contarás!!!

    P.S.: Una pena que vayamos quedando tan poquitas "ruaritas"... : )

    ResponderEliminar
  4. Se me olvidaba... Tu viñeta de la reinterpretación de los hechos, como siempre, ¡una cucada!

    ¡Muacks, mona!

    ; )

    ResponderEliminar
  5. Ayyyyyyy, que me he dado por aludida. Eso iba por mi, "miss cheap&chic"????

    Yo si, lo confieso soy iphonera y adicta al aparatito.

    Puedo vivir sin él, pero prefiero no hacerlo.

    Tener acceso a google durante las 24 horas no tiene precio, y poder leer vuestros blogs desde cualquier sitio, tampoco....

    Larga vida a apple!!!

    ResponderEliminar
  6. Si es que en esta vida hay gente ¡pa tó!, como Blogger_Addict que es a la personita ¡a quién estaba esperando! ; )

    Así que, hala, hala... Comprad el iPhone para hacer ¡más! ricos a los que ya lo son porque ellos tendrán ¡más mansiones!, ¡más cochazos!, !más yates! -por ende, la suerte de ver mundo- mientras que nosotras tendremos más préstamos, hipotecas, ¡quebraderos de cabeza!... y acabaremos sin poder salir ¡a la calle! : )

    Ley de vida pero... no es justa, wink!

    Por cierto, empiezo a pensar que soy Anti... ¡Antitodo! (incluso antimarquista -lógica-, que no "chinera"). Una quejica, vamos, pero ya hablaremos de ello porque el tren ¡me espera!

    ¡Muacks!

    ResponderEliminar
  7. Lolita...

    Has definido perfectamente lo que una psicóloga inglesa ha publicado hace poco (sorry no recuerdo el nombre) y que venía a decir que muchas personas hoy en día se relacionan con los que no están en ese momento y que cuando quedan con las que no están se relacionan con las que estaban antes... un lio total, pero! que da como resultado dificultades para las relaciones cercanas.

    En mi caso iPhone SI! pero ni tengo cuenta de facebook así que...

    Bastoni

    ResponderEliminar
  8. querido Alessio,
    eres un iphonero atípico, sin cuenta en el caralibro...
    Miss Chip and Cheap, yo también soy fan del ahorro cuando esta justificao! pero en cuestiones de tecnología es mejor no tirarse a lo barato, que luego sale caro...por experiencia.
    Aaaaay bloggueraddict, por lo menos lo confiesas abiertamente, esa es un a salida del armario 2.0 en toda regla. Congrats, el primer paso es admitirlo...
    Miguelillo, yo soy maquera till the death y no hayvuelta atrás, hacerme d Android sería como pasarme de pronto al lado oscuro...
    eau de blog, salir sin una pantalla táctil a la calle es como ir sin underwear, parece... como nos hemos de ver

    ResponderEliminar
  9. Of course, my dear! La experiencia me ha enseñado que la calidad, se paga pero... en algunos casos, solo hasta cierto punto. ; )

    En un buen ordenador, invertiré. Conociendo de antemano que en un par de años, a lo sumo, se me quedará obsoleto pero yo concibo los móviles para hablar, y no para quedarme ¡ciega! Bueno, y para saber el día y la hora, y que me suene el despertador porque, reloj, ni trasto sobre una no-mesita, tampoco tengo...

    A la gente que lo disfruta y le saca partido, no la critico (¡la envidio! ¿de dónde sacan tanto tiempo para seguir conectá?... hablando de ¿cualquier cosa?... incluso, en el trayecto ¡del trabajo a sus casas! para que cuando lleguen a ellas, ¡no sepan de qué hablar! -y no lo digo por tí, Blogger Addict porque yo, a tí, ¡te quiero una jarta!-) pero a mí, se me escapa de las manos -y de mi mente- el asunto porque, como ya he dicho, en un trasto tan pequeño no veo ¡ni ñespla!... y ni te cuento como sean ¡táctiles! Ni lavándome las manos con jabón Lagarto soy incapaz de no dejar manchurrones en la pantalla... ¡y no te puedes imaginar, lo que me molesta! Siempre con el pañito de microfibra en el bolso, ¡siempre!

    Y yo, por la vagueza que me dá el conectarme... enchufarme al iTunes... esperar... elegir... pasar las canciones al bicho... ¡etc! ¡etc!, como mucho, cuando voy a la playita le doy a la radio y ¡arreando! Y mira que la radio, de unos años a esta parte ¡no vale un Pepper, eh! pero la de trastos que se nos acumulan ¡en casa! (cables, cargadores, tarjetas, usb's, discos duros, multimedia, cedés, deuvedés, móviles, mp3, ¡etesés!) como para ir acumulando ¡más pingos! porque a este paso, si sigo adquiriendo más trastos, me tocará dormir ¡en el rellano!

    Y a lo que vamos que me he dispersáo (¡ejém!), ¿tú has visto el precio de esa cosa que, además, para que sea efectiva tienes que contratar una hermosa tarifa porque las wifi de este país no dan abasto? Por no hablar -y repetir- lo de la cobertura... nos seguimos quejando pero ¡no! queremos que se sigan poniendo más antenas... ¡qué alguien me lo explique! o acabaré ¡turulata!

    ¡Ay!, no sigo porque en lugar de comentarios lo mío son ¡vademécums! Ya iremos hablando, ya... porque todos estos asuntillos dan ¡para mucho! : )

    Y menos mal que no escribes toditos los días porque de ser así, ¡ni dormiría! ¿Tú has visto la hora que es? Help!

    Besitos y besazos, ¡moninas! y hasta otro ratico... ; )

    ResponderEliminar
  10. Se me olvidó decir que... (pero ¡todavía! sigues ¿por aquí? Anda, anda ¡y vete a la cama!)...

    Si algún día consigo uno (ya sabéis que lo mío son los ¡concursos! y he participado en uno ¡qué lo regalan! -en Mapfre, pa más señas-), como me toque -sí, sí, and one ramo of flowers!- y ¡me enganche al bicho!, sus la cargáis, ¡qué lo sepáis! ¡Qué no quiero convertirme en vampiraaaaaaa! Porque si ya no duermo, ¡genzanta! ¡qué ojeras!

    Hale, ¡más muacks! Corto y cierro... : )

    ResponderEliminar