08 septiembre 2010

VERANO A LA FRANSUÁS




que siiiiiiiiiii, ya lo sé , he estado desaparecida. Buf, qué pereza da volver al ruedo.
Ayer empezaron las clases, pero casi que mejor os cuento lo del verano a ver si recordándolo 
me animo. Ya habrá tiempo para explicaros que La Malísima se sienta detrás mía y que la 
profe de este año es antifashion total, que hay algunas madres que siguen empeñadas en venir en chandal al cole (señora, que usted no tiene clase de gimnasia ,que es la niña) ...ains, qué cruz!
Bueno, os quedasteis en el english camp, que ya sabeis que fue regular tirando a un poco bien. Bueno, pues despues mis padres cogieron vacaciones y nos fuimos a la France.
Bueno, casi era España no os creais que nos fuimos a París ni nada. Pero ni tan mal. Ya os había contado que yo tenía parentela norteña. Concretamente mi abuelo, que en gloria esté, ese señor que sale retratado junto a mi abuela fashion en su mesilla, era de San Juan de Luz o Saint Jean de Lumiere (que nooooo, que no es de lumiereeeeee ¿cómo os habeis quedao? ja,ja,ja es Saint Jean de Luz, es que lo tienen mezclao en franciñol, vamos).


los amigos de Google os dicen dónde está, gracias majos

Y aunque el hombre está muerto tiene todavía una casa póstuma por allí, muy mona, que han ido  fragmentando y subalquilando durante 30 años, hasta que han conseguido tenerla estropeada del todo, vamos.
Ahora han decidido arreglarla y tenerla como segunda residencia. Uy, qué bien suena eso ¿no?. Me gustaría deciros que esta es la casa...


Pero, no, es más parecida a ésta, que tampoco está mal, ¿eh?, 


Pero no os la pongo que luego me vienen los paparazzi a arruinarme las holidays,ja, ja, ja. De todas formas lo más típico por allí son este tipo de casitas monas, monas, monísimas, folckloricas y con muchas flores.


Es una zona muy divertida porque hablan tres cosas diferentes, francés (claro), español, y euskera. Y se dan casos de mezcla de los tres osea hablan franceuskañol, que mira que es complicado eso. He aprendido muchísimas cosas como...

Y también


de lo que se deduce que ongi etorri  quiere decir bienvenidos no como todo el mundo pensaba, que era felpudo... (ja,ja, este es un chiste malísimo que me encanta y oye, qué bien traido me queda aquí, no direis que no)


 Mirad qué bonitisimo que es todo y ahora que nos esperan días cortos, solazaros unos minutos contemplando esta estampa veraniega.






que sillas más francesas, oiga



aquí comprábamos le pain cada día


Ha sido un mes de relax total familiar. Tanto, que alguna vez de relajadas que estábamos mi madre y yo en la arena, nos olvidábamos de mi padre (que no es muy playero) que nos esperaba para comer... verídico!


También he estado paseando mi palmito por las playas de Biarritz (que está siguiendo la carretera ahí mismito) , por supuesto, donde está el glamour estoy yo. ¿Lolita en la playa?. Pues claro,a  ver si no como luzco yo mis pareos y mis thongs y mis pamelas. Eso sí, yo voy con hamaca y la arena apenas me toca la plantita del pie.


Claro que la próxima quiero alojarmeven el Hotel du Palais en Biarritz ¿qué os parece?.





Bueno, por supuesto me falta la parte de chafardeo tienderil, que también ha habido shopping vacacional y fichajes de estilismos... y que bonito poder decir que he ido a un atelier




¿qué me decís de este gorrito? Por supuesto lo tengo igualico solo que me lo compre en un solo tono, el bicolor lo cogí para Maripec que siempre es más de faralaes (le ha encantao, por cierto)



ja,ja,ja, y la txapela-boina ¿vasca o francesa?. Si te la pones como este señor de porcelana te puedes ir a tomar unos txikitos despues del partido de pelota, si te la ladeas un poquito estarás de lo más chic para pasear por la ciudad. Dos en uno,ja,ja,ja. También compré para ponérmela en la versión chic que me va más.




allí es muy típico ir de lino blanco, había verdaderas maravillas en las tiendas de Saint Jean de Luz.
Siiiiiii, ay, también compré.



me gustó también mucho esta tienda tan colorida, se llama zig-zag y está llena de complementos para ir al cole, para estar por casa, juguetes, maletas de estampados vintage, carteras... muchas cosas caprichosas, hasta un orinal!


Ah, sí y el estilismo estrella. En una boda que la gente iba bastante mal tirando a LO PEOR, encontré esta señora que por lo menos fue original, fijaos como cubre el moño con un pañuelo. Lo ficho.




Y hasta aquí el summer time, qué tristeza, por Dior, qué horror, qué depresión y qué de todo me entra. No os quejareis, he faltado mucho tiempo, pero esta entrada ha sido larga. 
Os confieso que me está costando coger el ritmo normal y que estoy vaga, no, lo siguiente.
Espero animarme con los próximos desfiles y las propuestas de las revistas para afrontar el otoño... dears, ya estoy de vuelta. Did you miss me?

3 comentarios:

  1. We missed you a lot darling! welcome back!!

    ResponderEliminar
  2. gracias MIss GG, me anima y ayuda a sacudirme la pereza saber que alguien me echó de menos...
    Ruth me too, creo que me lo pondré hasta para ir por la calle

    ResponderEliminar