11 febrero 2010

LOLITA BUTTERFLY VERSUS TECNOLOGY



Vereis, yo era una persona muy analógica. Y además me importaba un bledo, no me gustan los cables, los encuentro antiestéticos. Y no me hableis del wifi, que la mayoría de las veces se cae, por favor... si quieres algo que funcione BIEN, tienes que poner un cable a la antigua, al menos en mi casa. El caso, que yo vivía feliz , hasta que un día en el mismo párrafo Gigi dijo las palabras "emoticono, wireless, compresión jpeg y gmail". Debeis saber que Gigi es a la tecnología lo que Manolo Blahnick a los zapatos. Vamos, lo sabe todo pero todo para hacer un buen zapato, que resulte cómodo a pesar de tener una estética sofisticadísima. Cambia la palabra zapato por blog o web y voilá. Lo que os decía, casi me da un paralís. ¿cómo es posible estar tan fuera de onda? No entendía absolutamente nada. Y ya no te digo cuando antes de colgar el móvil le dice a su interlocutor (bonita palabra, eh?) "Y mándamelo en un PDF". Yo tengo que ser LO MAS, me dije y eso incluye nociones básicas de la internautación, descodificación, envío y recepción de mensajes computados y demás parafernalia. Así que me dispuse ni corta ni perezosa a ser la queen tecnológica. Poco a poco fui capaz de enviar un mail y de conseguir abrir la respuesta, a entender cómo funciona eso del chat (poco aconsejable esta dinámica, chicas, nadie es quien dice ser y para eso, ya me teneis a mí), a mirar el yutuf y a poner en marcha mi blog, Como veis, ni tan mal ¿verdad?. JA! hasta ayer mismo, cuando intentaba dejar más mono si cabe este espacio. ¿qué leches (con perdón) es el HTML? Y sobre todo ¿porque no nacemos con él ya implantado bajo el gorro?. Intentando simplemente colocar un fondo diferente del blanco habitual (sin conseguirlo, evidentemente) se me pasaron 5 horas. Me entró una tremenda angustia vital y me di cuenta, oh, horror, que todo el tiempo que ahora dedico delante de la pantallita antes lo empleaba en ir de shopping




Mucho más sano, donde va a parar, con sus luces fluorescentes, sus prendas ordenaditas, sus etiquetas...así que corrí hasta la primera franquicia del imperio Inditex que ví abierta y una vez allí dentro me sentí SEGURA y EN PAZ. Este es el lenguaje que yo entiendo 20%= rebajado, 50%= chollazo, adelanto colección de primavera= mirar con precaución, altos precios... nunca debí salir de mi habitat natural, me digo. La tesnología kills me, amores.

7 comentarios:

  1. Oooh, me visto a mí misma (sin tanto glamour, of course), con el acheteemele a vueltas para poner el fondo del blog un poco mono!!!!!!!!!jajajaja, me encantan tus historias!
    Estoy deseando que saques el diccionario "lolitero" :)

    bss!!!

    ResponderEliminar
  2. Bienvenida al club! A mí también se me da mejor el hábitat Inditex que el tecnológico... Eso sí, para lo único que no es sano es para la VISA, ji,ji. Muak.

    ResponderEliminar
  3. A mi apadrinada Audala me ha recomendado este blog que le encantó.
    Por fa, mantennos al día de todas las batallas de Lolita vs la tecnología, creo que tiene las de perder en esta guerra pero la historia no la escriben los cobardes, ánimo!!!

    ResponderEliminar
  4. Oscar P, querido, desde luego que llevo las de perder, más que nada porque en cuanto se me tuerce un poco el tema informático una de dos o salgo corriendo o se lo encasqueto al Gigi....menuda soy yo!!! y don't worry os mantengo informados sobre todos mis aconteceres

    ResponderEliminar
  5. Lolita, tus dificultades tecnólogicas las hemos y estamos sufriendo todos. Eso sí, nuestra queria Audala todavía no ha superado la emoción de que hayas decidido entrar en el mundo tecnológico. Esperamos tus nuevas inclusiones en el mundo de la tessssnología. Venga sigue maravillándonos con "versus tecnology II", "versus tecnology III", "versus tecnology IV"...
    Felicitades por tu blog!!!

    ResponderEliminar
  6. Adelaida, darling, no sabes la tranquilidad que le da a una saber ue estos pequeños accidentes tecnológicos son el pan nuestro de cada día de mucha gente....seguiré informando, tengo muchos y muy frecuentes!!!

    ResponderEliminar
  7. Ánimo, Lolita, sigue intentando cambiar el color de fondo. Eso sí, en menos de 5 horas, que el tiempo es oro.

    Por cierto, a mí también me ha recomendado Audala este blog. Qué casualidad, ¿no?

    Bueno, pues eso, ¡ánimo con la tesnología!

    ResponderEliminar