29 enero 2010

REVENGE

Cuando veo la ocasión, la aprovecho...pues menuda soy yo. Las profesoras del cole andas atribuladas por nuestro exceso de asfalto y , de vez en cuando, se descuelgan y nos meten en un autocar y ala, visita a la granja... supongo que tienen que cubrir el expediente de excursiones al año y que tienen que ser educativas y edificantes. Pero por Dior Santísimo y por la Virgen del Estilismo...¿tenemos que ir a ver vacas con las temperaturas a bajo cero? Y sobre todo ¿hace falta? pero si ya las vemos en las láminas del cole, ya nos hacemos una idea, blancas y con manchitas marrones, simpáticas, hacen muuuu y dan leche....No necesitamos (al menos Maripec y yo, no) ver la cruda realidad. Que nos son tan blancas, que las ubres no son de color rosa chicle, que huelen mal y que tiene moscas en el rabo....en fín, allá fuimos cantando "el señor conductor ha naciiiido, ha naciiiido, ha naciiiido" a meternos de lleno en el medio rural. ¿a qué venia este post? a ver el titulo...a, sí, mi venganza. ¿recordais el fatídico día en el que La Malísima me colgó un cartelito insultante? (vease mi post que mala es la gente). Juré venganza y ayer en el autocar aprovechando un momento de furor cantante colegial, me he sacado el chicle de fresa ácida bien mascadito de la boca y con sigilo lo he colocado entre la pelambrera de La Malísima y el respaldo de su asiento. Para mi regocijo a los pocos segundos, la chica se recuesta y restriega la cabellera consiguendo una mezcla perfecta.....je, je,je. ¿os parece mal? ella empezó primero. Maripec está preocupada por las consecuencias de la vendetta (palabra de Gigi). Pero a mí, plin. Que me quiten lo mascaooooo.

1 comentario:

  1. Pobre malísima, con el chicle pegado en el pelo...
    No me esperaba esto de tí, Lolita. A hacer acto de contricción.

    ResponderEliminar