11 noviembre 2009

NOOOOOOOO

A ver ¿por dónde empiezo?, que esto es la galería de los horrores. Y que sepais que se me ha quedado gente fuera, como Beyoncé, que no tiene desperdicio estilístico la mujer. Pero me la guardo para otro día. En fín, mi amiga Donatella, ya lo de los pelos lo vamos a dejar porque la peina el enemigo y el tinte lo debe comprar de marca blanca, pero el vestido que se me ha colgao, que seguro es carísimo, es feo, feo, feo. Next, Lady Gaga, no tengo nada en contra de esta chica, que por otro lado me gusta, más que nada porque ella es así, exagerá, y de todo tiene que haber y me parece auténtica. Pero una cosa no quita la otra, no se puede ir peor... El vestido de la ganadora del Premio Príncipe de Asturias, primero es poco adecuao, según se da la vuelta le enseña el trasero al Príncipe, que no es porque sea el Príncipe que a mí plin, sino porque está su señora esposa delante y no es plan. Mal. Ay, mi Paris, en fín creo que esto era una fiesta de disfraces pero no notareis la diferencia con cualquiera de sus estilismos diarios. Hoy por suerte no nos enseña las braguitas. La suiguiente aunque esté al lado de renombrado diseñador, vuelve a dejarme patitiesa, se ha puesto el tapete del comedor de su abuela y ala, a la party. Y finalmente este dúo de actriz y cantante de éxito adolescente, ambas cual Pili y Mili vestidas igual a diferencia de los collares sobre los cuales ni me pronuncio. Nota general-4. No os quejareis este ha sido largo....

No hay comentarios:

Publicar un comentario