26 junio 2009

NEVERLAND



Ha desaparecido Michael. Un hombre que sabía llevar sin sonrojarse (más que nada porque no podía) unos calcetines blancos con smoking de purpurina. Un hombre que daba grititos como si hubiera visto una cucaracha a cada paso. Un hombre que paso del negro al gris y del gris al blanco...un hombre que cantaba, inventaba y se reinventaba. Un hombre que ocultaba su rostro tras gafas de sol y grandes sombreros, un fan del misterio como yo.
En fín, la palabra clave es IRREPETIBLE.
Hasta siempre Jacko!

No hay comentarios:

Publicar un comentario